1.10.06

Cosas de Creixell

Un ‘célebre adivinador’ pronostica un 2-0
HUESCA.-
Sorprendido se quedó uno ayer cuando a mediodía, en el momento de contactar con el entrenador del Sant Andreu, Jaume Creixell. El técnico estaba a punto de comer y lo hacía con una peña de amigos con los que suele reunirse habitualmente. “Delante de mí tengo una lubina a la sal que te c...”, dijo, para añadir “y aquí tengo al célebre adivinador Víctor Montero”. Se trata de un granadino que suele hacer pronósticos (suponemos que además de fútbol los hará de otros asuntos) que terció en la conversación. Al otro lado del hilo telefónico afirmó: “El otro día me jugué una cena a que el Barça empataría con el Valencia a uno, y la gané”. Vistas las dotes de adivinador, le preguntamos por el resultado de mañana entre el equipo de su amigo Creixell y el Huesca de nuestros desvelos: “Será un 2-0 para el de casa”.
Anécdotas al margen, no cabe duda que Jaume Creixell sigue siendo genio y figura. Es toda una institución en el fútbol catalán, donde se le conoce con el apodo de “El Tigre” y también se ha llevado el sobrenombre del “Camacho” por su genio, carácter y personalidad. Hace un par de campañas coincidió con el Huesca de Fabri en la Copa, cuando él estaba en el Mataró. Ya dijo en su momento que le tenía negado el saludo al gallego porque éste se creía el mejor del mundo entero.
Fuente: Diario del Alto Aragón